Presentador premiado

No existe visionario capaz de reducir la duración de la gala de los premios Goya. 3 horas 49 minutos en 2015. Cuando se necesitaba frescura, Alex O´Dogherty en estado lento. A la una de la mañana, un sucedáneo de concierto de Miguel Poveda. A la ilusión inicial siempre acompaña una sospecha de endogamia, el reflejo de una industria que ha conseguido concentrar en un espectáculo de audiencia masiva un lobby potente para reclamar y reivindicar. Aderezado, además, con la gracia cómplice de Dani Rovira. Su triunfo es doble: presentar la gala mejor que su antecesor y ganar el Goya al Actor Revelación o, vista la presencia mediática, arrebatárselo a Jesús Castro.
Continuar leyendo...

Gravedad cero

Órbita Laika es televisión pública. Divulgación como la que hacía La Nube o actualmente Página 2. No solo aciertan con el formato, talk show simpático, sino también con la duración. Construir un espacio exacto es más que meritorio, si acaso el único inconveniente sea el exceso de ritmo. El punto de partida de Órbita Laika es su propia ignorancia – Ángel Martín lo ha repetido hasta el agotamiento-, actitud expeditiva que se contagia. El propio humor escéptico de Ángel Martín, en esta ocasión inicial acompañado de Ana Morgade, sirve de base al flujo de colaboradores que se suceden en plató. Mientras, desmitifica el rol del presentador tradicional y banaliza, a veces forzado, sus propias aportaciones.
Continuar leyendo...