Muchos blancos en todos los mapas

Mediodía entretenido. Se ha hablado en la reunión familiar de los tuits de Cassandra Vera sobre Carrero Blanco. Los he leido y me ha quedado una idea vaga, es un tipo de humor que termina por aburrirme. Por repetitivo, supongo. Porque la figura de Carrero Blanco ha quedado en el imaginario colectivo como un símbolo de la dictadura. No muy respetable. No aportó nada al progreso de España, desde luego.
Continuar leyendo...

Libres e iguales

Lo de Ciudadanos no lo entiendo. Su posición: no termino de ubicarles. Han hecho una reunión, alguna actualización importante, y han decidido que son definitivamente liberales. Pero Albert Rivera sigue repitiendo el patrón: “Somos liberales porque creemos en la igualdad”. Y Andrés Trapiello, cuando habla de Ciudadanos, trae la Revolución Francesa. Dice que Ciudadanos defiende los valores de Libertad, Igualdad y Fraternidad.
Continuar leyendo...

Viva el vino

Rajoy en el balcón de Génova, víctima de la euforia. Sale al balcón, codea a Soraya Sáenz de Santamaría en las costillas y señala con rabia contenida a un enemigo invisible entre la multitud: “¡Viva el vino, cabrones!”. Yo ese gesto lo admiraría: ni puta idea pero sí mucha autoridad. Las conclusiones del resultado empiezan y acaban en los politólogos. Y en un amigo que me ha anunciado esta mañana en furgoneta y chanclas que Ciudadanos ha acusado la propuesta de pacto con PSOE. Eso y que la participación ha bajado “porque las vacaciones”. Uno espera que el crecimiento de la democracia sea una participación que crezca en cada convocatoria. Curso natural: cada 4 años, un plus extra respecto a la anterior, una introducción dulce en lo político. Pero llega junio y el gobierno no es prioridad, todos son iguales y demás repetición de tópicos. Para qué 2 semanas, 6 meses, de propaganda, para qué unir Izquierda Unida a Podemos si aspiraban a un Estado socialdemócrata, a un votante moderado. El votante del PP, en todo caso, no solo no está
Continuar leyendo...

La tercera España

Españas hay muchas, cada cual de un tamaño más o menos modesto y atada a una libertad más o menos condicionada. La tercera España la situó Chaves Nogales en casa boquiabierta mientras las otras dos se mataban con rabia repugnante. La señaló bien: la miliciana que salva al burguesito que la condenará, el pueblo desorientado por los brotes de comunismo libertario o, en un salto generacional, el propio soldado de Javier Cercas que perdona a su enemigo entre la maleza. Una España pacífica en todo caso pero indiferente cuando se trata de una clase media aterrorizada. Siendo la más vasta – la verdadera mayoría silenciosa-, revuelve pensar el siglo XX si hubiera sentenciado. La indiferencia política es sentimiento grave, síntoma de un electorado torpe o primitivo o reprimido.
Continuar leyendo...

La muerte del padre

Junqueras habla con naturalidad autoimpuesta en el aeropuerto de Sevilla. Recita pueblos de Andalucía y Extremadura. Después, en la mesa andaluza, habla lento, con pedagogía elemental. La propaganda es abrasiva: los discursos nacionalistas desgastan tanto que irritan. Frente al inmovilismo del Gobierno central, la pedagogía y el diálogo del Gobierno autonómico. La provocación es mutua y cuanto más extienden unos la mano, más aprietan los párpados otros.
Continuar leyendo...