Extremadura, Extremoduro y la propaganda

Hay comentarios políticos muy agudos en el ensayo ‘La España vacía’ de Sergio del Molino. Sobre el franquismo, porque parte del éxodo rural de los años 50-60, pero también más actuales. También hay referencias a Delibes, un contraste entre riqueza y pobreza y una reflexión necesaria y oportuna sobre cómo crea un país su discurso nacional.

Extremadura, Extremoduro y la propaganda. Se cuenta que Extremoduro nació con un claro afán reivindicativo, una crítica a Extremadura. Rodríguez Ibarra fue presidente de Extremadura desde 1983 hasta el año 2007. Su reacción fue un ejercicio mágico de cinismo. Extremadura necesita reparaciones -población poco alfabetizada, infraestructuras insuficientes- pero es capaz de alcanzar excelencia artística: Extremoduro.

Es un malabarismo con la realidad, una propaganda inteligentísima: transformar una crítica en el escaparate de las virtudes de una región. Extremoduro critica Extremadura y Extremadura replica que Extremoduro es Extremadura, vengan a visitarla.